LA DIPUTACIÓN DE ALBACETE COORDINA UNA SEGUNDA COMPRA CONJUNTA DE MATERIAL DE PROTECCIÓN A LA QUE SE SUMAN 75 MUNICIPIOS

Con el propósito de servir de apoyo y ser utilidad a todos y cada uno de los Ayuntamientos de la provincia con todas as cuestiones que puedan estar en su mano para sumar esfuerzos en la lucha contra el COVID19, la Diputación de Albacete ha puesto en marcha una segunda compra conjunta de material de protección que, gestionada desde la Casa Provincial, persigue facilitarles la adquisición, a precios competitivos, de ese tipo de productos que tanto se han necesitado, se necesitan y se seguirán necesitando.



Redacción: Ruiz | Ciudadhellin.com


Una acción que manifiesta el afán de “trabajar con unión y con coordinación”, dos premisas importantes para la Corporación Provincial que se han hecho más necesarias que nunca en este marco de pandemia.

“Administraciones previsoras”: 218.600 mascarillas higiénicas, 53.080 del tipo FFP2 y 9.672 litros de hidrogel desinfectante (1.775 garrafas de 5 litros, y 1.594 botes de medio litro)

A mediados de mayo, la institución ponía en marcha una primera gran adquisición conjunta de material con una gran respuesta de los Consistorios. Una gran compra conjunta que la Casa Provincial reedita y que, además de beneficiar a los Ayuntamientos con precios más ajustados que por separado con compras menores (lo que resulta fundamental para las economías de la Administración Local), garantizan la adecuada calidad del material adquirido.

Se han sumado 75 Ayuntamientos que, en total, han solicitado 271.680 mascarillas (218.600 higiénicas y 53.080 del tipo FFP2) y 9.672 litros de hidrogel desinfectante (1.775 garrafas de 5 litros, y 1.594 botes de medio litro).

Tal y como subraya el presidente provincial, Santi Cabañero, “es evidente que la pandemia sigue siendo una realidad, que el virus sigue presente, y que este tipo de productos llegaron para quedarse (al menos, bastante tiempo)”, lo que hace vital que “seamos responsables y consecuentes todos y todas: también las Administraciones que, ante esta nueva realidad, debemos ser previsoras en este sentido (para lo que, como apuntaba anteriormente, creo que es y será fundamental el trabajo bajo las dos premisas mencionadas: la unión y la coordinación)”, ha reiterado.

Un compromiso y un nivel de responsabilidad para con los vecinos y las vecinas de la provincia que el presidente considera que se reflejan perfectamente en la respuesta contundente que, de cara a esta segunda compra conjunta, han dado los Consistorios, con cantidades muy significativas.

Segunda compra conjunta que coordina la Diputación y que, además de la primera, se suma a otra gran adquisición inicial de material que hizo la Casa Provincial (a cuenta de sus propios fondos) para ayudar a que los Ayuntamientos pudieran hacer frente a esas primeras necesidades que se encontraron en el primer tramo complicado de la pandemia.

Tal y como Cabañero viene reiterando siempre que tiene ocasión, desde el primer minuto del Estado de Alarma “el esfuerzo que están haciendo todos y cada uno de los municipios frente a la crisis sanitaria ha sido y está siendo importantísimo”; por lo que recalca su “reconocimiento público a la labor que alcaldes, alcaldesas, concejales y concejales están desempeñando al frente de cada una de las localidades, volcándose en ayudar y en proteger a cada vecino y vecina el máximo posible”, añadiendo que la Diputación no tendría sentido si no intentara facilitarles esa tarea de la forma en que sea posible.

Adquisiciones previas, en cifras

A la primera compra conjunta que coordinó la Diputación se sumaron 77 localidades, solicitando un total de 350.000 mascarillas higiénicas (tanto para la propia Casa Provincial como para esos Ayuntamientos), que llegaron en dos fases y que estaban avaladas con la especificación UNE 0064-1:2020; y 35.000 mascarillas del tipo FFP2, Quanquer modelo KN95, homologadas por la norma GB2626-2006 (equivalente a la norma europea 1149-2001).

Además de estas dos compras conjuntas coordinadas por la Diputación, en lo que a material se refiere hay que sumar 110.000 mascarillas higiénicas, 5.000 mascarillas FFP2, más de 1.500 monos de protección personal, casi 1.000 litros de hidrogel, y más de 200 mamparas para proteger zonas de atención directa a la ciudadanía en dependencias municipales: cifras de esa primera adquisición importante de material de protección que la institución hizo con cargo a su presupuesto y que comenzó a repartir a los Ayuntamientos desde finales de marzo y durante abril.

Todo con el deseo de sumar y asistir a los Consistorios del territorio para que, a su vez, dispusieran de más material con el que proteger, por ejemplo, a los trabajadores y las trabajadoras que realizaban fundamentales labores de mantenimiento, o participaban en el Plan de Empleo, o prestaban atención directa al público en los propios Ayuntamientos y otras dependencias municipales. Algo que, además, se hizo priorizando para esas compras a empresas de la provincia cuando fue posible y repartiendo ese material según unos criterios muy concretos que, por ejemplo, en el caso de las mascarillas respondían a cuestiones de proporción poblacional de cada municipio y que, en lo que al resto material se refiere, se hizo discriminando positivamente a las localidades de menor tamaño (y, por tanto, tenían menos recursos para adquirir por sí mismos esos productos tan necesarios).

La Diputación ha provisto hasta la fecha de más de 211.000 mascarillas y 35.000 batas reutilizables al personal que presta Ayuda a Domicilio por los distintos municipios de la provincia

Al margen de eso, pero también relacionado directamente tanto con el material de protección como con el apoyo a los Consistorios, es importante tener en cuenta el Consorcio de Servicios Sociales encargado, por ejemplo, de la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio, y a cuyas auxiliares (porque, fundamentalmente, son mujeres del medio rural), la Diputación ha provisto hasta la fecha de 211.000 mascarillas y 35.000 batas reutilizables de varios usos, así como pantallas de protección facial y guantes de vinilo.

Y es que la de Albacete es la única Diputación de todo el país implicada directamente con un recurso como ése y, por tanto, la única que está encargándose desde el primer momento de proveer de material de protección a las y los profesionales que se encargan de esta atención directa (fundamentalmente, a personas mayores y especialmente vulnerables) en sus propias casas a lo largo y ancho de la provincia, evitando así que ese gasto repercuta directamente en los Ayuntamientos.

Cuestiones que, entre otras, hacen que la ‘factura COVID’ para la Casa Provincial haya superado ya los 2 millones de euros en apenas cuatro meses.

Las opiniones vertidas en los artículos son escritas por sus autores y no necesariamente reflejan la opinión de ciudadhellin.com. Se han tomado todas las precauciones razonables para producir información veraz en esta web. Ciudadhellin.com no se responsabiliza por las pérdidas o daños sufridos por alguna persona como consecuencia del uso de las informaciones que aparecen publicadas. Si observa algún error, o quiere mostrar alguna duda, o proponer alguna sugerencia, póngase en contacto a través de nuestros formularios.