LA DIPUTACIÓN DE ALBACETE SIGUE AMPLIANDO SU APUESTA POR EL SECTOR AGROALIMENTARIO PROVINCIAL Y REFUERZA SU APOYO A LA INVESTIGACIÓN DEL CULTIVO DEL AJO

El presidente de la Diputación de Albacete, Santi Cabañero, y el alcalde del Ayuntamiento de Balazote, Mateo Simarro, han suscrito un convenio de colaboración entre ambas instituciones con el objetivo de favorecer la investigación en el sector agrario avanzando, en este caso, en los estudios científicos sobre la virosis en el ajo y la selección de semillas para la mejora y rendimiento de este cultivo que, como ha subrayado Cabañero, “resulta absolutamente clave para Balazote, toda su zona de influencia y el conjunto de la provincia”.



Redacción: Ruiz | Noticias de Hellín | Ciudadhellin.com


No en vano, la producción de ajo constituye un pilar fundamental del mercado laboral de Balazote, con un gran peso específico en este sentido a través de la ‘Cooperativa del campo Santa Mónica’, cuyo presidente, José Carlos García, ha estado presente en esta firma mostrando a Cabañero el agradecimiento de todo el sector a la Diputación por una nueva demostración de colaboración y subrayando la utilidad de las instituciones provinciales como “el gran eslabón con los pueblos, vital para luchar contra la despoblación y apostar por la vida en el medio rural”.

La vicepresidenta de la Diputación, Amparo Torres y otros miembros de la Corporación Municipal han sido igualmente testigos de esta rúbrica con la que la institución presidida por Cabañero continúa ampliando su compromiso con el sector agroalimentario albacetense y refuerza su apoyo al sector del ajo.

Un acuerdo necesario para “avanzar en la investigación y, además, difundir y compartir sus resultados con las y los protagonistas del sector”

Será a través de una aportación económica de 6.000 € como, mediante este convenio, se ahondará en esta labor investigadora que, han resaltado, resulta muy importante para contribuir a la paulatina mejora de un sector que, a finales del pasado mayo, afrontaba en Balazote el comienzo de su campaña de recolección 2022 en pleno proceso de reestructuración en las explotaciones, pero desde el convencimiento de obtener una cosecha de excelente calidad.

Tal y como han comentado, poco a poco aumenta la superficie de cultivo de la variedad de ajo ‘chino’ o ‘spring’ con sus dos tipos (blanco y violeta) en detrimento de la del ajo ‘morado’ autóctono, ya que las primeras ofrecen más rendimientos (puede tener 16.500 kg por hectárea frente a los 10.000 kg del ajo ‘morado’), conllevan menos problemas fitosanitarios y su recolección es más temprana.

Por eso, entre otras razones, “es necesario avanzar en la investigación y, además, difundir y compartir sus resultados con las y los protagonistas del sector”, tal y como ha subrayado Cabañero. De ahí que también en el seno de este acuerdo suscrito entre la Diputación y el Ayuntamiento de Balazote, se prevea la organización de unas jornadas informativas dirigidas a empresas agrícolas de la comarca.

Cabañero subraya el papel de cooperativas como la de Santa Mónica para el medio rural

El presidente ha resaltado que, “apoyar la investigación para mejorar la calidad y el rendimiento del cultivo de uno de los productos ‘estrella’ de nuestra agricultura, del que viven (directa e indirectamente) miles de familias en la provincia, es asentar más y más bases para avanzar en desarrollo rural”, insistiendo también en otras cuestiones claves como el aprovechamiento de recursos y una comercialización justa y de garantías, tanto para quienes producen como para quienes consumen.

Solo el término municipal de Balazote cuenta con más de 5.400 hectáreas de explotaciones agrícolas, la gran parte de ellas, destinadas al cultivo del ajo. La extensión de terreno vinculada al trabajo de la cooperativa del campo ‘Santa Mónica’ prácticamente se ha duplicado en la pasada década, produciendo de forma estable en los últimos cinco años entre 12 y 14 millones de kg de ajos.

“Una cooperativa dedicada en cuerpo y alma, desde 1965, a ser ‘motor’ esencial para Balazote”, hasta contar con un personal fijo de unas 70 personas (que se multiplica casi por cuatro en la campaña de recogida), “papel vital para el desarrollo de todo un pueblo, la creación de riqueza y empleo y la fijación de población tanto a lo largo de los años como a futuro”, que Santi Cabañero ha querido agradecer a su actual presidente y, en su persona, a quienes le han precedido.

Albacete y C-LM, protagonistas clave en un sector amenazado por la competencia desleal

La Unión Europea dispone de 47.000 hectáreas dedicadas al ajo de las que, unas 30.000, están en España. De ellas, sobre 21.000 hectáreas son de Castilla-La Mancha que, dedicando un 70% de su superficie al ajo, es (tras Andalucía) la segunda comunidad autónoma en producción. Dentro de la región, el peso de la provincia de Albacete es innegable, con el 45% de su superficie dedicada a este cultivo (por delante de Ciudad Real, con un 30%), generando un ajo de gran calidad.

Más de la mitad del ajo producido en España, se exporta; cifra que ha venido superando el 80% en el caso de la producción de la cooperativa Santa Mónica de Balazote, si bien este año la incertidumbre es una realidad por esa convulsión general que viven los mercados como consecuencia de los efectos globales de la guerra en Ucrania, la subida de los costes de producción y la competencia desleal que ejercen los países asiáticos, produciendo ajo de baja calidad empleando productos fitosanitarios que no están permitidos y con una mala gestión también en lo que respecta a la mano de obra.

De ahí que, más que nunca, sea preciso “ahondar en el apoyo, en la suma de esfuerzos y en la colaboración con el objetivo de, no sólo poner en valor un producto de calidad como el que aquí ofrecemos, sino el trabajo de los miles de hombres y mujeres que le dedican su tiempo, su esfuerzo, sus conocimientos, su trabajo y sus desvelos”, como ha reiterado Santi Cabañero.

Una colaboración consolidada en el tiempo

La Diputación y la Cooperativa ‘Santa Mónica’ vienen durante años colaborando activamente con a través del Instituto Técnico Agronómico Provincial (ITAP), que es parte de la Fundación para el Desarrollo de Castilla-La La Mancha (FUNDESCAM). Así, mediante diversos convenios, se ha trabajado para el desarrollo, la promoción y la comercialización del ajo dentro de la zona de influencia, pero también para avanzar hacia un uso y aprovechamiento más eficiente de los recursos existentes y por la defensa de los intereses de quienes cultivan ajo en Castilla-La Mancha.



Las opiniones vertidas en los artículos son escritas por sus autores y no necesariamente reflejan la opinión de ciudadhellin.com. Se han tomado todas las precauciones razonables para producir información veraz en esta web. Ciudadhellin.com no se responsabiliza por las pérdidas o daños sufridos por alguna persona como consecuencia del uso de las informaciones que aparecen publicadas. Si observa algún error, o quiere mostrar alguna duda, o proponer alguna sugerencia, póngase en contacto a través de nuestros formularios.