VALERA REITERA EL APOYO DE LA DIPUTACIÓN A LA INVESTIGACIÓN DEL PATRIMONIO HISTÓRICO Y ARQUEOLÓGICO PROVINCIAL SUBRAYANDO SU POTENCIAL PARA IMPULSAR EL DESARROLLO RURAL

El Centro Cultural La Asunción ha acogido el I Simposio en torno a ‘Las tierras de secano en Al-Ándalus: poblamiento y economía campesina’.



Una cita que finaliza este sábado con una visita al Museo de Albacete y, posteriormente, al yacimiento arqueológico La Graja en Higueruela, protagonista de este encuentro científico, en el que se ha debatido en torno a las líneas de investigación que se están llevando a cabo en ese escenario.

El vicepresidente de la Diputación de Albacete, Fran Valera, ha participado en la clausura de esta iniciativa junto al investigador principal de la Escuela de Estudios Árabes de Granada del CSIC, Julio Navarro, en un acto en la que también han estado presentes la alcaldesa de Higueruela, Isabel Martínez; el director del Instituto de Estudios Albacetenses ‘Don Juan Manuel’ (organismo autónomo dependiente de la institución albacetense), Antonio Selva; y los tres directores de simposio: José Luis Simón García, investigador del IEA; Pedro Jiménez de la Escuela de Estudios Árabes; y José María Moreno de Universidad de Alicante (quienes, a su vez, dirigen los trabajos en La Graja).

Remarcando la importancia del conocimiento científico y la labor de los y las profesionales de este sector, “cuyas aportaciones en cualquier excavación e investigación arqueológica tienen un valor incuantificable”, Valera ha agradecido tanto a las entidades como a las personas que han hecho posible este simposio, así como a quienes están volcados en los trabajos que se llevan a cabo en la Alquerías de La Graja.

Unos trabajos que abren un nuevo horizonte a la investigación y al conocimiento, tal y como se ha puesto de manifiesto en este encuentro, donde ha quedado claro que, con el paso de los años, este yacimiento y la mezquita (la primera conocida en la provincia de Albacete y la única de carácter rural en Castilla-La Mancha) hallada en él marcarán un antes y un después en nuestra concepción de esta sociedad andalusí, ofreciendo nuevas respuestas a preguntas que creíamos contestadas.

Valera señala tres pilares: el conocimiento científico, el apoyo institucional y “la parte humana”

Además, en su doble condición de responsable provincial y concejal del Ayuntamiento de Higueruela, Valera ha remarcado el orgullo que supone contar con estos recursos en el territorio, y ha señalado que proyectos como éste se consolidan en torno a tres pilares, en alusión al conocimiento científico que aportan los y las profesionales; al apoyo económico de las administraciones (en este caso, la Diputación a través del IEA, el Ayuntamiento de Higueruela y la JCCM, así como la Fundación Iberdrola) y a “la parte humana”, referida a los voluntarios y voluntarias que participan en las excavaciones, a los vecinos y vecinas que suman la información que tienen, al sector de la hostelería que recibe con orgullo a quienes trabajan sobre el terreno, o a la gente que ofrece sus hostales o sus casas…

Además, el responsable provincial ha puesto de relieve la importancia de este simposio y ha señalado que su celebración ha coincidido con el IV Congreso sobre Despoblación y Reto Demográfico, uniendo en el espacio y en el tiempo dos cuestiones que, en realidad, están unidas, como él mismo ha apuntado, aludiendo al patrimonio histórico local y al desarrollo rural.

De hecho, ha apuntado que las mejores políticas públicas para impulsar el desarrollo rural son aquellas que apuestan por poner en valor y aprovechar las potencialidades y los recursos locales, porque se trata de recursos que no se pueden deslocalizar de nuestros pueblos y, por tanto, es ahí donde se generan las oportunidades.

En este sentido, Valera ha puesto en valor el esfuerzo que se está realizando en Higueruela para conservar este patrimonio y que pueda ser disfrutado por las generaciones futuras, y para que cada euro invertido revierta en el municipio. Así, ha explicado que los trabajos que se están realizando en La Graja han tenido una incidencia muy positiva en la localidad, con entre 10 y 20 personas hospedadas durante las excavaciones; 8 vecinos y vecinas contratados durante 6 meses; o la compra en los comercios locales del material que se necesita en las excavaciones, siempre que es posible.

De hecho, ha señalado que el objetivo final es que este yacimiento sea universal y accesible al conjunto de la ciudadanía, para que todas las personas interesadas puedan disfrutar de este espacio, sintiendo, durante su visita, un viaje en el tiempo hasta el Al-Ándalus, lo que a su vez generará sinergias socioeconómicas en la zona.

Dos objetivos: uno científico y otro de dinamización social y económica

Además, el vicepresidente ha señalado que, a través del IEA, la Diputación tiene dos objetivos: uno científico, “que cada paso que demos, que cada libro que se publique, que cada artículo que se firme, o cada premio que se conceda tenga un rigor científico”, y otro, “avanzar para que el patrimonio local sea una herramienta de dinamización social y económica y de vertebración territorial en nuestros municipios, generando riqueza, empleo y oportunidades”.

Asimismo, ha dejado claro que para la institución provincial la investigación, conservación, puesta en valor y difusión del patrimonio histórico de este territorio es una prioridad, advirtiendo que se están realizando importantes actuaciones en esta dirección. Y fruto de ese compromiso, un año más, la Diputación ha incrementado la partida presupuestaria que destina al Instituto de Estudios Albacetenses (hasta los 840.000€).

Y cabe destacar que a través de las ayudas y convenios que pone en marcha anualmente este centro de estudios, desde 2020, ha destinado 40.000€ a las excavaciones que se están realizando en el yacimiento arqueológico de La Graja, duplicando su apoyo en estos años para dar respuesta a los importantes hallazgos que ahí se han encontrado. Unas ayudas que, por ejemplo, en 2022 también llegaron a otros puntos de la provincia con resquicios de la cultura del Al-Andalus como a la Torre de Haches en Bogarra (10.000€) o a la Torre de Isso en Hellín (10.000€),presentes también en este simposio.

Desde la EEA apuntan que “Albacete va a entrar en la historia del Al-Ándalus con grandeza”

Valera ha concluido su intervención con el deseo de que todos los actores implicados puedan continuar trabajando, “campaña tras campaña”, en La Graja “siguiendo las recomendaciones de las personas expertas”, y ha confiado en que se hagan realidad las palabras del investigador principal de la EEA, quien no ha dudo en afirmar que Albacete, “que se veía como una provincia sin nada que aportar al Al-Ándalus”, se está convirtiendo en “un territorio clave para el futuro de la investigación histórica y va a entrar en la historia del Al-Ándalus con grandeza”.

Además, Julio Navarro, que ha asegurado que este simposio será recordado, también ha puesto en valor el compromiso de la Diputación de Albacete, del Gobierno regional y del Ayuntamiento de Higueruela en torno a este yacimiento arqueológico, ensalzando la trayectoria del IEA, y asegurando que no ha encontrado las sinergias administrativas que ha descubierto en Albacete en ningún otro lugar de España.

Cerca de una veintena de ponentes y unos 50 investigadores e investigadoras

Este encuentro, que se ha sucedido durante los días 16 y 17 de febrero, organizado en torno a conferencias y debates, ha contado con unos 50 investigadores e investigadoras y en torno a una veintena de ponentes procedentes de diferentes Universidades (Granada, Zaragoza, Murcia, Alicante, País Vasco, Barcelona o la Miguel Hernández), así como del Museo de Arqueología de Gandía, del Centro de Ciencias Humanas y Sociales y de la propia Escuela de Estudios Árabes del CSIC, del Campo Arqueológico de Mértola en Portugal; del Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad-LAAC o el Deiá Archaeological Museum and Research Centre.