LOS GRUPOS MUNICIPALES DEL PSOE, IU-GANEMOS Y DE PP PROPONEN CONJUNTAMENTE EL CAMBIO DE DENOMINACIÓN DE LA PLAZA DE EUROPA POR LA PLAZA ESCULTOR JOSÉ ZAMORANO.

Los grupos municipales del Psoe, Iu-Ganemos y Pp proponen conjuntamente el cambio de denominación de la Plaza de Europa por la Plaza Escultor José Zamorano.


José Zamorano Martínez nacía en Hellín, más concretamente en el llamado Molino de Zamorano, un 27 de octubre de 1929, hijo de Juan Zamorano y Victorina Martínez. José Zamorano era hijo y nieto de molineros, pero desde muy pequeño desarrolló un amor especial por la escultura. Pronto comenzó a modelar “cosicas” como a él le gustaba llamarlas, con barro, que su madre, convencida de su talento, intentaba que se expusieran en algún comercio del Rabal.

José Zamorano seguía creciendo y modelando, quedando algún vestigio fotográfico de esas primeras obras que realizó. Es en 1945 cuando en una visita del escultor Federico Coulleaut Valera, Pepe conoce al maestro, el cual se interesó por su obra y le prestó su ayuda, si éste conseguía trasladarse a Madrid.

A finales de 1945 José Zamorano llega a la capital del España, gracias a una beca gestionada por D. Antonio Preciado. Durante este primer año de estancia en Madrid José se forma como escultor en el taller de Federico Coulleaut Valera, matriculándose posteriormente en la Real Academia de las artes de San Fernando. Cursó también estudios de dibujo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y el Casón de Reproducciones artísticas. Cabe destacar que durante esta época José Zamorano entabla amistad con el imaginero andaluz José Fernández Andés, en cuyo taller también trabajo allá por el año 1947. Un año después, en 1948, José Zamorano abandona Madrid y se traslada a Valencia, donde continuó formándose para en 1949 regresar a su molino en Hellín que ya no abandonaría hasta su muerte en febrero de 2008.

Para hablar del estilo artístico de José Zamorano tenemos que hablar de un estilo propio, no encasillable dentro de las corrientes escultóricas de mediados del pasado siglo. Zamorano crea un sello propio en sus obras que las hacen únicas y sobre todo reconocibles por cualquier hellinero. Pepe es un escultor clásico, que imprime en sus obras las pautas características del renacimiento y del clasicismo griego, dado su amor por la escultura de Miguel Ángel. Zamorano es un escultor que ha sido marcado profundamente por obras salcillezcas como la Inmaculada de Franciscanos, Los Azotes o su amada Dolorosa, cuya iconografía repitió en diferentes ocasiones. Pero evidentemente José Zamorano es un escultor del Siglo XX, que ha compartido gubia con los escultores más afamados del momento y de los que aprendió a destacar teatralidad en su escultura, gracias a Coulleaut Valera, y a sacar de puntos y dotar de belleza divina a las imágenes, gracias a su amistad con Fernández Andés.

Alguno de los rasgos que identifican la obra de D. José Zamorano nacen de la primera característica del escultor y esta es su profunda fe, para él, Jesús es el Hijo de Dios y Rey del Universo y María la Reina de los Cielos y del Cristianismo, por lo que la primera característica de su obra es que nunca se presentan desvalidos, cabizbajos o abrumados por el momento que les ha tocado vivir. Por el contrario, los Cristos y Vírgenes de Zamorano, siempre están levantadas o alzando la vista al cielo en actitud de levantarse. Zamorano entiende la escultura procesional como una catequesis en la calle, por lo que sus pasos despertaran el fervor religioso. Ojos grandes y piadosos, belleza juvenil en sus vírgenes, barba partida, como dice la Biblia, policromías simples y poco trabajadas, pero sobre todo como hemos dicho al principio, el principal rasgo de Zamorano es el hellinerismo en sus obras, una unción especial que hacen que todas y cada una de las obras del Maestro, puedan ser reconocidas por cualquier hellinero en cualquier lugar del mundo.

Es por este hellinerismo que denotan sus obras, por su valía como escultor y artista, por su cultura, pero sobre todo por su profundo amor a todo lo que tenía que ver con Hellín y con su Semana Santa, que los grupos municipales que suscriben esta propuesta, quieren contribuir a la difusión, conocimiento y reconocimiento de uno de los más ilustres hijos de nuestra ciudad, renombrado una de las plazas más céntricas de la localidad con el nombre Escultor José Zamorano.

Por todo ello, el Grupo Municipal Socialista, el Grupo Municipal del Partido Popular y el Grupo Municipal de Izquierda Unida- Ganemos Hellín, presentan para su consideración y aceptación por el Pleno Municipal la siguiente propuesta:

  • El cambio de denominación de la Plaza de Europa por Plaza Escultor José Zamorano.


Las opiniones vertidas en los artículos son escritas por sus autores y no necesariamente reflejan la opinión de ciudadhellin.com. Se han tomado todas las precauciones razonables para producir información veraz en esta web. Ciudadhellin.com no se responsabiliza por las pérdidas o daños sufridos por alguna persona como consecuencia del uso de las informaciones que aparecen publicadas. Si observa algún error, o quiere mostrar alguna duda, o proponer alguna sugerencia, póngase en contacto a través de nuestros formularios.