LAS OBRAS DE REMODELACIÓN DE LA CALLE ESPARTO

Nota de prensa.



El sinsentido de las obras de remodelación de la calle Esparto: aceras de 40 cm, inaccesibles y con obstáculos que impiden el tránsito de los peatones

Desde el Grupo Municipal del PSOE consideran que el equipo de gobierno del PP se ha limitado a realizar un simple lavado de cara a la calle, priorizando a los vehículos y sin vistas al futuro

En la mañana de este jueves, el concejal del Grupo Municipal del PSOE, Miguel Ángel Callejas, ha comparecido in situ en la calle Esparto ante los medios de comunicación para mostrar públicamente el desarrollo de las obras de remodelación que se están llevando a cabo.

De esta manera se ha evidenciado la manera de hacer ciudad del gobierno del PP a través de un proyecto en el que se ha instalado un acerado de apenas 40 cm que hace prácticamente imposible el tránsito de una persona, totalmente inaccesible para el paso de carritos de bebé o personas con discapacidad.

Además de ello, Callejas ha dejado en evidencia al partido en el gobierno, recordando que “en su momento enarbolaban la bandera en favor de las zonas verdes y arbolados y en este proyecto apenas han dejado hueco para tres árboles que además se ubicarán en medio de la acera, lo que vuelve a suponer un obstáculo para los peatones que se verán obligados a bajar y cruzar la calle”.

Dicho todo lo anterior, para el concejal socialista se ha optado por un proyecto que prioriza a los vehículos, aunque con perjuicios para sus ocupantes. A la hora de salir del coche, aquellos que aparquen en el lado derecho de la calle, se darán de lleno contra la pared, “otro de los sinsentidos de esta obra”.

Para finalizar recordaba Miguel Ángel Callejas que la idea original de remodelación de esta calle, planificada por el anterior gobierno del PSOE, contemplaba una inversión superior a los 350.000€ destinada a “actuar desde sus entrañas, desde lo más profundo hacia arriba. El PSOE apuesta por un modelo de ciudad moderna, accesible, que dé prioridad a las personas. Por el contrario, el gobierno del PP con Manuel Serena como alcalde y concejal de urbanismo, ha decidido rebajar el presupuesto, quedarse en un lavado de cara, cambiar los bordillos y el asfalto y poco más, y en definitiva desarrollar un proyecto carente de sentido y sin vistas al futuro. Nos preocupa que esta sea la tónica del gobierno de cara a futuras actuaciones en nuestro municipio”.