EL 30 DE ABRIL FINALIZA EL PLAZO PARA CONTRATAR EL SEGURO EN LOS CULTIVOS DE UVA DE VINIFICACIÓN Y FRUTALES EN ESTA CAMPAÑA.

El 30 de abril acaba el plazo para contratar el seguro en los cultivos de uva de vinificación y frutales en esta campaña. El próximo 30 de abril finaliza el periodo de contratación de las opciones correspondientes al módulo P en los seguros de explotaciones frutícolas y en explotaciones vitícolas.


Estas líneas de seguro están incluidas en el 39º plan de seguros agrarios y ofrece una garantía a nivel de parcela para el pedrisco y los riesgos excepcionales de inundación-lluvia persistente, lluvia torrencial, viento huracanado, incendio y daños ocasionados por fauna silvestre.

En uva de vinificación, las parcelas incluidas en alguna denominación de origen, además de la garantía de daños en cantidad, en siniestros próximos a la recolección también tienen cubiertos los daños en calidad, obteniendo el agricultor una sobre tasación de los daños para compensar las pérdidas en la calidad de la uva siniestrada.

Igualmente en siniestros ocasionados por el pedrisco en las primeras fases del desarrollo de la vid, el agricultor puede obtener una compensación económica si realiza una poda en verde, con el fin de sanear la brotación que tiene la cepa en ese momento. En 2018 viticultores de la zona de Alpera se acogieron a esta medida, tras sufrir el pedrisco del día 2 de junio.

En esta campaña los agricultores que contraten el seguro, se pueden aprovechar de la mejora que se ha realizado en el precio de la uva a efectos del seguro. Se ha mejorado de forma sustancial en variedades como garnacha tintorera, monastrell, bobal o airen, cultivadas en parcelas inscritas en denominaciones de origen.

En el seguro de frutales se mantienen las posibilidades de aseguramiento de calidad alta y para esta campaña se ha limitado la cobertura de daños por rajado en las variedades mogador y mirlo blanco, debido a la excesiva siniestralidad de estos cultivares.

La campaña de 2018 registró siniestros de especial importancia en la cosecha de uva en comarca de la Almansa, Centro y Manchuela, destacando los daños ocasionados en los términos de Alpera, Cenizate y La Roda, por las tormentas de los días 2 de junio y 6 y 17 de septiembre. En frutales destacan los daños por pedrisco y lluvia persistente en la segunda quincena de mayo y el 2 de junio, que afectaron a varias pedanías de Hellín, como Isso, Mingogil y Nava Campana, y al término de Tobarra. Las indemnizaciones en estas líneas ascendieron a  a 6,44 millones de €.

El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de ENESA colabora en el pago de la prima aportando una subvención en este módulo que puede alcanzar el 28 % de la prima comercial base neta tanto para los frutales como para la uva de vinificación.


Las opiniones vertidas en los artículos son escritas por sus autores y no necesariamente reflejan la opinión de ciudadhellin.com. Se han tomado todas las precauciones razonables para producir información veraz en esta web. Ciudadhellin.com no se responsabiliza por las pérdidas o daños sufridos por alguna persona como consecuencia del uso de las informaciones que aparecen publicadas. Si observa algún error, o quiere mostrar alguna duda, o proponer alguna sugerencia, póngase en contacto a través de nuestros formularios.